Finanzas Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Finanzas”

Danilo Montero: ¿Cómo debo administrar mi salario?

Por más que no queramos, el dinero es una parte importante de nuestras vidas. Sin ella no podemos obtener lo necesario para vivir, pero también puede significar nuestra ruina. Vemos muchos ejemplos de esto en las personas han caído en desgracia aun después de acumular grandes sumas de dinero, todo por culpa de la mala administración.

En el siguiente video, el pastor Danilo Montero aconseja cuál es la mejor manera de utilizar los ingresos que tenemos, de modo tal que nos permitan vivir con tranquilidad.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Este año despídete de estas 5 prácticas

Es común que las personas se propongan metas para el siguiente año. Si bien es una buena iniciativa, pocos se concentran en dejar atrás las malas costumbres y prácticas que arruinan su vida. Se preocupan por lograr sus objetivos, pero continúan cargando los hábitos tóxicos que los destruyen aunque no se den cuenta. Así como es útil tener propósitos para el nuevo año, también es importante despedirse de aquello que no hace bien. Si quieres lograrlo, este año dile adiós a estas cinco prácticas:

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

5 prácticas que los ricos NO hacen

Vivimos en tiempos en donde el dinero importa, queramos o no. Con el dinero podemos hacer y obtener muchas cosas y por tal razón hay personas que tienen como meta ser ricos. Sin embargo, el dinero también puede representar la caída de alguien. Se puede ser millonario, pero la buena o mala administración de esas riquezas son lo que determina el futuro de la persona. Esto lo supo muy bien alguien que no solo fue el hombre más rico de la historia, sino que también fue el más sabio: Salomón. Antes ni después de él ha habido una persona que tenga sus riquezas ni su sabiduría; por lo tanto, es el que tiene mayor autoridad para hablar con respecto a este tema. En el libro de los Proverbios, el cual escribió, Salomón nos enseña a:

1. No gastar el dinero sin medida

“El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” Proverbios 13:11 (NVI)

Es tentador comenzar a gastar el dinero una vez que se obtiene. No obstante, Salomón reconoció la importancia del ahorro. Para él no solo era importante de qué manera obtenía sus riquezas, sino también cómo lo gastaba. La buena administración de sus bienes hizo que sus riquezas crecieran aún más. Esto no quiere decir que, con el fin de ahorrar, debemos llegar al extremo de ser tacaños, sino que debemos aprender a ponernos un freno cuando queremos gastarlo todo.

2. No ser perezosos

Las manos ociosas conducen a la pobreza; las manos hábiles atraen riquezas.” Proverbios 10:4 (NVI)

Muchas personas sueñan con tener dinero, pero no quieren trabajar. Salomón, pese a tenerlo todo, se dedicó a trabajar por el bien de su pueblo y ejerció bien su cargo de rey. Desde aquella época se reconocía el valor del trabajo y que no se puede ser rico por hacer nada. Es por ello que Salomón alababa la dedicación y esfuerzo de las hormigas y las utilizaba como ejemplo para animar a otros (Proverbios 6:6-8).

3. No rechazar la educación

De qué le sirve al tonto el dinero, si no tiene entendimiento; ¡la sabiduría no se compra!” Proverbios 17:16 (TLA)

Siendo sabio como era, Salomón admitió que la riqueza no puede comprar sabiduría. En estos tiempos, esto puede inspirarnos a no conformarnos con el conocimiento que tenemos. Las personas que se especializan en algo y procuran ser los mejores en esa área son los que tienen más oportunidades de empleo, y por consecuencia, de ganar más dinero. Es importante recordar que la búsqueda de conocimiento no solo se refiere al área intelectual, sino también en la espiritual.

4. No confiar en las riquezas

“Quien confía en sus riquezas, se encamina al fracaso; pero quien es honrado camina seguro al triunfo.” Proverbios 11:28 (TLA)

Hubo una persona rica en la Biblia que lo perdió todo, absolutamente todo, casi de la noche a la mañana: Job. Ese no es el único caso, pues a lo largo de la historia varios millonarios se han vuelto indigentes de pronto. Sus historias nos demuestran que confiar en las riquezas es la peor decisión que se puede tomar. El dinero puede comprar muchas cosas, pero no puede asegurarnos la vida. El único que puede guardar nuestra vida y en quien podemos estar totalmente confiados es en Dios.

5. No poner al dinero antes que a Dios

Obedece a Dios y vivirás; así dormirás tranquilo y no tendrás ningún temor.” Proverbios 19:23 (TLA)

Dios no está en contra de las riquezas, pero sí en contra del amor a ellas. Cuando le damos el primer lugar en nuestras vidas, él suplirá nuestras necesidades y nos dará aun más de lo que pedimos. En cambio, si ponemos nuestra fe en el dinero, como no es algo eterno, pronto estaremos en la ruina económica, la cual podría acarrear también la destrucción en otras áreas de nuestras vidas. Para no cometer este grave error, lo mejor es hacer que Dios sea el que gobierne nuestras vidas y no el dinero.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca del dinero

El dinero es algo que todos necesitamos para vivir, aun así no nos guste. Desde tiempos antiguos las personas han luchado con administrar sus finanzas y no dejarse guiar por el dinero. Por tal razón la Biblia dedica varias enseñanzas sobre cómo debemos manejar nuestra economía y el lugar que debe ocupar en nuestras vidas. Estos son algunos versículos bíblicos que hablan sobre el dinero:

Éxodo 22:25 (NVI)

“Si uno de ustedes presta dinero a algún necesitado de mi pueblo, no deberá tratarlo como los prestamistas ni le cobrará intereses.”

Proverbios 3:9-10 (TLA)

“Demuéstrale a Dios que para ti él es lo más importante. Dale de lo que tienes y de todo lo que ganes; así nunca te faltará ni comida ni bebida.”

Proverbios 10:4 (NTV)

“Los perezosos pronto se empobrecen; los que se esfuerzan en su trabajo se hacen ricos.”

Proverbios 13:11 (TLA)

“Lo que fácilmente se gana, fácilmente se acaba; ahorra poco a poco, y un día serás rico.”

Proverbios 17:16 (PDT)

“¿De qué le sirve al bruto tener dinero? ¿Es que acaso puede comprar sabiduría faltándole cerebro?”

Eclesiastés 5:10 (NBD)

“Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente. ¡También esto es absurdo!”

Eclesiastés 7:12 (TLA)

“La sabiduría protege, y el dinero también, pero la sabiduría nos permite llegar a viejos.”

Mateo 6:24 (DHH)

“Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas.”

Hebreos 13:5-6 (RVC)

“Vivan sin ambicionar el dinero. Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré». Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre.»”

1 Timoteo 6:9-10 (TLA)

“Pero los que sólo piensan en ser ricos caen en las trampas de Satanás. Son tentados a hacer cosas tontas y perjudiciales, que terminan por destruirlos totalmente. Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.”

1 Timoteo 6:17-19 (TLA)

“Adviérteles a los ricos de este mundo que no sean orgullosos ni confíen en sus riquezas, porque es muy fácil perder todo lo que se tiene. Al contrario, diles que confíen en Dios, pues él es bueno, y nos da todo lo que necesitamos para que lo disfrutemos. Mándales que hagan el bien, que se hagan ricos en buenas acciones. Recuérdales que deben dar y compartir lo que tienen. Así tendrán un tesoro que, en el futuro, seguramente les permitirá disfrutar de la vida eterna.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

“Dime como manejas tu dinero y te diré quién eres”

Administrar correctamente las finanzas es una tarea un tanto complicada para muchos pues a diario debemos tomar decisiones en esta área de nuestra vida y seguramente nos hacemos la misma pegunta una y otra vez: ¿Debo comprar? ¿Lo necesito enserio?

Podemos encontrar muchos libros acerca de cómo administrar nuestros ingresos pero la Biblia es el mejor manual para manejar correctamente el dinero.

Proverbios 21:20 dice: “Riquezas y perfumes hay en la casa del sabio; en la casa del necio hay despilfarro” (NTV) la Biblia llama sabio a quién maneja correctamente sus ingresos y necio a quién no lo hace.

Estos son algunos principios bíblicos que te ayudarán en la administración correcta de tu dinero:

1.- Reconoce que Dios es dueño de todo.- Si bien el hombre puede obtener grandes riquezas debe reconocer que todo cuanto posee es gracias a Dios, Hageo 2:8 dice: “La plata es mía y el oro es mío, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales.” (NTV)

Cuando tengas que tomar decisiones en el área financiera de tu vida, siempre ten presente a Dios, respeta su ley expresada en su palabra y todo cuanto hagas será prosperado.

2.- Sé siempre agradecido.-  Proverbios 30:8-9 expresa una gran verdad: “…No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario; No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios.” que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte,” (NTV)  Sin importar si hay mucho o poco siempre debemos mostrar gratitud, este principio debe regir en todas las áreas de tu vida, el ser agradecido es una virtud.

Es verdad que cuando pasamos por una estrechez financiera es difícil ser agradecido, pero también se corre el riesgo de olvidar a Dios cuando se está disfrutando de la abundancia, por ello sin importar la circunstancia es que uno debe mostrar agradecimiento porque es Dios quien nos sustenta.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

11 hábitos financieros que debes practicar

La mayor parte de personas que tienen problemas financieros es por falta de conocimiento en este tema. Sus malos hábitos hacen que sus ingresos no duren y lo despilfarren más rápido de lo que piensan. Para contrarrestar esta situación, hay cosas que podemos hacer a diario y cuidar nuestra economía. Son cosas básicas y sencillas, pero que ayudan a administrar el dinero con sabiduría.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Tu fe puede hacer historia?

Hebreos 11, conocido también como la galería de la fe, presenta las maravillas que Dios hace cuando se tiene “fe”.

 –  Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte.
– Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca del diluvio.
– Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.
– Por la fe también la misma Sara, siendo estéril.

Y así podríamos seguir con esta inmensa lista de personas que solamente creyeron que Dios podía hacerlo y sus ojos vieron un milagro, presenciaron lo que era imposible hecho realidad.

A diario necesitamos que Dios intervenga en nuestros asuntos (economía, trabajo, salud, familia, etc.) muchos necesitamos ver esa obra transformadora en nuestras vidas o en la situación que estamos atravesando, pero la Fe es el ingrediente necesario para ver ese milagro “De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.” Hebreos 11:6 (NTV).

Lamentablemente en esos momentos de calamidad es cuando muchos fallan, porque a pesar de saber que Dios lo puede hacer, dejan que la duda ingrese a su mente, corazón y se convierta en un enemigo que si no se logra echar, jamás dejará ver los milagros y prodigios que Dios puede hacer.

¿Necesitas un milagro de Dios en este momento?

La mayoría responderá “Sí”, pero la verdadera pregunta es ¿Tu fe te permitirá ver la obra de Dios? Debemos ser sinceros en esta respuesta y reconocer el verdadero estado de nuestra Fe.

Si sientes que el nivel de tu fe está muy bajo y estás desanimado por todo lo que estás viviendo, te animo a esforzarte para que tu fe crezca y se fortalezca, no dejes que la duda te robe la oportunidad de ver los prodigios que Dios puede hacer.

Por Judith Quisbert

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Libertad en tus finanzas!

“Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” Proverbios 22:7 (NTV).
Uno de los mayores problemas en el que se encuentran involucradas las personas son las deudas; proverbios describe la posición del que contrae el préstamo (sirviente), un lugar no muy agradable.
Cuando uno tiene deudas sabe la desesperación y la angustia que se siente cada fin de mes y más aún cuando hay necesidades personales o en el hogar y el consejo de Dios ante esta situación es: “No deban nada a nadie, excepto el deber de amarse unos a otros. (…).” Romanos 13:8 (NTV).
Los préstamos no son una buena opción, pero a veces nos encontramos en la necesidad de hacerlos y no es malo, pero si uno decide acceder a prestarse debe hacer el firme compromiso de ser responsable con esa deuda.
Dios a través de su Palabra nos enseña principios que se deben considerar para vivir una vida libre, eso incluye la forma en que manejamos nuestras finanzas, por ello quiero compartir contigo algunas verdades:
– Dios es dueño de todo
“Tuyos, oh SEÑOR, son la grandeza, el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Todo lo que hay en los cielos y en la tierra es tuyo, oh SEÑOR, y este es tu reino. Te adoramos como el que está por sobre todas las cosas.” 1 Crónicas 29:11 (NTV)
– Jehová suplirá hasta tus más pequeñas necesidades
“Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (NTV)

    – El Señor bendice el trabajo de quién se esfuerza.

“La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.”
Proverbios 10:4 (RVR1960) Dios bendice el esfuerzo de sus hijos para que ellos puedan prosperar en todo lo que emprendan.

    -Tenemos un Dios que bendice cuando hay obediencia
“Honra al Señor con tus riquezas y con lo mejor de todo lo que produces. Entonces él llenará tus graneros, y tus tinajas se desbordarán de buen vino.” Proverbios 3:9-10 (NTV).
La ofrenda y el diezmo son una acción de obediencia a su palabra, es una decisión que se hace con el corazón.
– El Padre ayuda a quién también ayuda.
“Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe.” Gálatas 6:10 (NTV).

Dios quiere que vivas en paz y con gozo, considera estos principios en tus finanzas y te evitarás de muchos tiempos de problemas y tristezas.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cómo ser rico según la Biblia

Algunos afirman que el dinero es la raíz de todos los males; sin embargo, esta aseveración es una distorsión de lo que dice 1 Timoteo 6:10, “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. En este versículo se señala claramente que Dios no condena al dinero en sí, sino al amor y adoración del mismo. Por otra parte, en muchos otros pasajes podemos encontrar que Dios estableció guías para que cualquier persona maneje y administre sabiamente sus finanzas.

La Biblia dice que el rey Salomón fue y será el hombre más rico de la historia de la humanidad (2 Crónicas 1:12); y por lo tanto, es el mejor ejemplo a seguir en cuanto al dinero. En El Secreto de Salomón, Edwin Castro toma como centro la vida de este personaje e ilustra la manera en que todos podemos utilizar nuestra economía, sin importar la cantidad de ingresos que tengamos. Este libro hace énfasis en que la obediencia a los principios bíblicos son la clave para ser ricos, y que, contrario a lo que se cree, “Dios nunca estará en contra de las riquezas. El verdadero problema radica en el lugar que éstas tienen en la vida” (p. 15). Es por ello que todo aquel que desee encontrar la verdadera riqueza, debe leer la Biblia y cualquier otro material que la tenga como modelo.

A diferencia de otros textos sobre finanzas, El Secreto de Salomón “no es una receta de pasos para alcanzar la riqueza sino que más bien es un manual de desarrollo de carácter” (p. 65). El autor asegura que el mejor ejemplo de carácter es Jesús, y que la aplicación de hábitos saludables conllevan a la riqueza.

Datos adicionales:

Edwin Castro es pastor, orador y entrenador de vida. Por su formación en administración de empresas y su vasta experiencia en el mundo empresarial, también se desempeña como consultor financiero y escritor. Reside en Miami, Florida junto a su esposa Maribel y su hija Mariana.

Para mayor información, visita:

http://www.edwincastro.com/
http://www.casacreacion.com/

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Andrés Gutierrez: Tengo dinero en efectivo en casa

Andrés,

He logrado juntar dinero, pero lo tengo en efectivo en casa. Tengo la meta de comprar una casa, pero creo que será difícil obtener un préstamo teniendo efectivo. Me preocupa lo que me puedan decir si llevo el dinero al banco. ¿Qué me sugiere?

Rolando
Fresno, CA

Hola Rolando,

Vivimos en un mundo donde el dinero digital tiene más valor que el dinero real. Sabemos que el mundo ha cambiado cuando el dinero que vemos en una pantalla tiene más ventajas que el efectivo. Aunque a mí me siguen gustando los billetes y su olor a prosperidad, es más conveniente tenerlo en el banco.

Entiendo las razones por las que nuestra gente guarda el dinero en su casa; entre las que he escuchado están: les pagan en efectivo, no confían en los bancos, temen una deportación. Te recomiendo que pongas tus ahorros en el banco tengas o no tengas documentos. Primero, porque es más seguro tenerlo en el banco ya que en la casa se lo pueden robar, se puede quemar o llega una inundación y lo desaparece. Aunque el banco donde deposites el dinero llegara a quebrar, tus depósitos están asegurados por el gobierno de Estados Unidos.

Felicidades por lograr la meta de tener ahorros. Sin embargo, si quieres comprar casa y necesitas un préstamo, los trámites nunca son con efectivo, todo es por cheque o transferencias de banco a banco. Buscan un banquero que hable español y cuéntale todo esto. Pregúntale qué sucede si lo traes todo de una, o qué te sugiere. Sé sincero y transparente y dile que son tus ahorros de muchos años, pero que ahora que has aprendido más sobre el dinero, prefieres tenerlo en el banco. De aquí en adelante, todo lo que recibas deposítalo en el banco porque después de que compres casa te quiero enseñar a invertir y el dinero solo lo aceptan si viene del banco. Mándame una foto cuando ya estén en su casa para celebrar junto con ustedes y hacer más ruido que un puerquito atorado.

Andrés.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ideas prácticas para ahorrar dinero

Uno siempre debe estar preparado para las situaciones inesperadas, y el ahorro es una de las mejores maneras de estarlo para cuando ocurra una eventualidad financiera. No es necesario ahorrar en grandes cantidades cada mes. De hecho, cualquier persona, sin importar su edad o ingreso económico, puede comenzar guardar dinero de poco a poco.

Éstas son algunas ideas que te harán gastar menos dinero, ayudar al planeta, y mejorar tu salud:

  1. No gastes todo el dinero que obtengas.
  2. Planea tus gastos de la semana y/o mes.
  3. Prepara una lista de compras antes de ir a una tienda.
  4. Compra al por mayor.
  5. Desconecta los aparatos electrónicos cuando no los utilices.
  6. En lugar de comprar un regalo, hazlo tú mismo.
  7. Camina o utiliza la bicicleta cuando salgas de casa.
  8. Evita lavar tu ropa con agua caliente.
  9. En lugar de comprar libros, ve a la biblioteca pública.
  10. Si tienes un jardín, cultiva vegetales.
  11. En vez de comprar ropa nueva, renueva las que ya tienes.
  12. Reduce tus salidas a los restaurantes.
  13. Cancela los servicios de membresía que no utilices.
  14. Compra aparatos electrónicos que consuman poca energía.
  15. No compres comida chatarra.
  16. Vende lo que ya no utilices.
  17. Ahorra una moneda pequeña por día.
  18. Deja los vicios que te hagan gastar dinero innecesario.
  19. Compara los precios antes de hacer una compra.
  20. Si tienes una casa grande, considera alquilar un cuarto.
  21. Recicla todo lo que puedas.
  22. Evita pedir prestado.
  23. No organices fiestas costosas.
  24. Haz compras grandes con tu tarjeta de crédito. No cuando compres cosas pequeñas.
  25. Compra las frutas y verduras de estación.
  26. Considera comprar menos carne y más verduras.
  27. Toma más agua.
  28. Cuida más de tu salud.
  29. Evita visitar lugares que te tienten a comprar cuando no tengas dinero.
  30. Aprovecha las ofertas y todo lo que sea gratuito.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuánto dinero debemos ahorrar diariamente para ser millonarios a los 65 años?

Ser millonario es el sueño de muchos, por ello, el asesor financiero David Batch se dio a la tarea de explicar cuál es la cantidad de dinero que debemos ahorrar todos los días para convertir este anhelo en realidad.

Batch asegura que para llegar a los 65 años con 1 millón de dólares debemos empezar a ahorrar lo más pronto posible, así que el tiempo es clave en esta ecuación. Además, el experto indica que evitar compras pequeñas, como el café de las mañanas hará la meta más fácil de alcanzar.

Aquí la fórmula del asesor financiero:

  • Si empezamos a los 55 años deberíamos ahorrar 156,12 dólares diarios. Ahorro anual: de 56.984 dólares.
  • Si empezamos a los 50 años: 73,49 dólares diarios. Ahorro anual: 26.824 dólares.
  • Si empezamos a los 45 años: 38,02 dólares diarios. Ahorro anual: 13.879 dólares.
  • Si empezamos a los 40 años: 20,55 dólares diarios. Ahorro anual: 7.500 dólares.
  • Si empezamos a los 35 años: 11,35 dólares diarios. Ahorro anual: 4.144 dólares.
  • Si empezamos a los 30 años: 6,35 dólares diarios. Ahorro anual: 2.317 dólares.
  • Si empezamos a los 25 años: 3,57 dólares diarios. Ahorro anual: 1.304 dólares.
  • Si empezamos a los 20 años: 2 dólares diarios. Ahorro anual: 730 dólares.

Sin embargo, estos ahorros de nada sirven para el objetivo final si no se rentabilizan en fondos de inversión o, en compra de propiedades que permitan generar ganancias.

Send this to a friend