dinero Archives | CVCLAVOZ

All posts in “dinero”

Danilo Montero: ¿Cómo debo administrar mi salario?

Por más que no queramos, el dinero es una parte importante de nuestras vidas. Sin ella no podemos obtener lo necesario para vivir, pero también puede significar nuestra ruina. Vemos muchos ejemplos de esto en las personas han caído en desgracia aun después de acumular grandes sumas de dinero, todo por culpa de la mala administración.

En el siguiente video, el pastor Danilo Montero aconseja cuál es la mejor manera de utilizar los ingresos que tenemos, de modo tal que nos permitan vivir con tranquilidad.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Te han abandonado?

Existe un refrán que dice: “a los buenos amigos se los conoce en el tiempo de necesidad” Esta frase seguramente se creó pensando en la cantidad de personas que desaparecen de tu lado cuando necesitas apoyo ¿Alguien te ha abandonado cuando más lo necesitabas?

Recuerdo la historia de un hombre que siempre estaba rodeado de amigos y familiares, haciendo fiestas u otras actividades con el dinero que tenía, hasta que se enfermó. Cuando dejó de trabajar y, obviamente comenzó a enfrentar necesidades, nadie lo visitaba, entonces recién se dio cuenta que no tenía verdaderos amigos o personas en quienes podía confiar.

Y le dijo José: Esta es su interpretación: los tres sarmientos son tres días. Al cabo de tres días levantará Faraón tu cabeza, y te restituirá a tu puesto, y darás la copa a Faraón en su mano, como solías hacerlo cuando eras su copero. Acuérdate, pues, de mí cuando tengas ese bien, y te ruego que uses conmigo de misericordia, y hagas mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.” Génesis 40:12-14

Algo parecido sucedió con José, él había interpretado el sueño del copero del Rey  y le dijo  que en tres días sería restituido en su puesto y estaría nuevamente a lado del Faraón; entonces, le pidió  al copero que cuando esto sucediera se acordara de él y lo mencionara para que fuera liberado. Pero lamentablemente este capítulo tiene un triste final:

Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó.” Génesis 40:23

El sueño que José había profetizado se cumplió al pie de la letra, pero aun así el copero se olvidó de él ¿Has colocado tu confianza en alguien? Lamentablemente si colocamos nuestra fe en un ser humano lo más probable es que salgamos lastimados, lo mejor es entregar nuestra vida y cargas a alguien que realmente nos ama.

El Señor demostró su amor desde antes de la creación del mundo; si en alguien podemos confiar es en Él, quién nos socorre cuando clamamos su nombre.

En esta oportunidad te animo a entregarle a Dios tus preocupaciones y necesidades, confiando que nunca te dejará abandonado. Y no olvides que aunque muchos te hayan dejado solo, al final tendrás la victoria si confías en Dios, así como lo hizo José.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No te esclavices

“… y el que toma prestado es esclavo del prestamista” Proverbios 22: 7

Hay personas que nunca están conformes con lo que tienen y por eso muchas veces sucumben con facilidad a la tentación comprar cosas a crédito. Si las deudas no son controladas, poco a poco la persona y luego su familia van perdiendo la paz. La Biblia dice que al contraer deudas nos hacemos esclavos de nuestros acreedores. Esto puede verse claramente cuando una persona está pagando altísimos intereses por un dinero que pidió prestado y la deuda en lugar de disminuir, se hace cada vez más grande. Por lo tanto, seamos sabios y no sedamos a la tentación de endeudarnos. Hebreos 13:5 (NVI) “Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré»” Te animo a buscar la dirección de Dios en cuanto a las decisiones relacionadas con tus finanzas, cree que Dios suplirá todo lo que te hace falta.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

5 prácticas que los ricos NO hacen

Vivimos en tiempos en donde el dinero importa, queramos o no. Con el dinero podemos hacer y obtener muchas cosas y por tal razón hay personas que tienen como meta ser ricos. Sin embargo, el dinero también puede representar la caída de alguien. Se puede ser millonario, pero la buena o mala administración de esas riquezas son lo que determina el futuro de la persona. Esto lo supo muy bien alguien que no solo fue el hombre más rico de la historia, sino que también fue el más sabio: Salomón. Antes ni después de él ha habido una persona que tenga sus riquezas ni su sabiduría; por lo tanto, es el que tiene mayor autoridad para hablar con respecto a este tema. En el libro de los Proverbios, el cual escribió, Salomón nos enseña a:

1. No gastar el dinero sin medida

“El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” Proverbios 13:11 (NVI)

Es tentador comenzar a gastar el dinero una vez que se obtiene. No obstante, Salomón reconoció la importancia del ahorro. Para él no solo era importante de qué manera obtenía sus riquezas, sino también cómo lo gastaba. La buena administración de sus bienes hizo que sus riquezas crecieran aún más. Esto no quiere decir que, con el fin de ahorrar, debemos llegar al extremo de ser tacaños, sino que debemos aprender a ponernos un freno cuando queremos gastarlo todo.

2. No ser perezosos

Las manos ociosas conducen a la pobreza; las manos hábiles atraen riquezas.” Proverbios 10:4 (NVI)

Muchas personas sueñan con tener dinero, pero no quieren trabajar. Salomón, pese a tenerlo todo, se dedicó a trabajar por el bien de su pueblo y ejerció bien su cargo de rey. Desde aquella época se reconocía el valor del trabajo y que no se puede ser rico por hacer nada. Es por ello que Salomón alababa la dedicación y esfuerzo de las hormigas y las utilizaba como ejemplo para animar a otros (Proverbios 6:6-8).

3. No rechazar la educación

De qué le sirve al tonto el dinero, si no tiene entendimiento; ¡la sabiduría no se compra!” Proverbios 17:16 (TLA)

Siendo sabio como era, Salomón admitió que la riqueza no puede comprar sabiduría. En estos tiempos, esto puede inspirarnos a no conformarnos con el conocimiento que tenemos. Las personas que se especializan en algo y procuran ser los mejores en esa área son los que tienen más oportunidades de empleo, y por consecuencia, de ganar más dinero. Es importante recordar que la búsqueda de conocimiento no solo se refiere al área intelectual, sino también en la espiritual.

4. No confiar en las riquezas

“Quien confía en sus riquezas, se encamina al fracaso; pero quien es honrado camina seguro al triunfo.” Proverbios 11:28 (TLA)

Hubo una persona rica en la Biblia que lo perdió todo, absolutamente todo, casi de la noche a la mañana: Job. Ese no es el único caso, pues a lo largo de la historia varios millonarios se han vuelto indigentes de pronto. Sus historias nos demuestran que confiar en las riquezas es la peor decisión que se puede tomar. El dinero puede comprar muchas cosas, pero no puede asegurarnos la vida. El único que puede guardar nuestra vida y en quien podemos estar totalmente confiados es en Dios.

5. No poner al dinero antes que a Dios

Obedece a Dios y vivirás; así dormirás tranquilo y no tendrás ningún temor.” Proverbios 19:23 (TLA)

Dios no está en contra de las riquezas, pero sí en contra del amor a ellas. Cuando le damos el primer lugar en nuestras vidas, él suplirá nuestras necesidades y nos dará aun más de lo que pedimos. En cambio, si ponemos nuestra fe en el dinero, como no es algo eterno, pronto estaremos en la ruina económica, la cual podría acarrear también la destrucción en otras áreas de nuestras vidas. Para no cometer este grave error, lo mejor es hacer que Dios sea el que gobierne nuestras vidas y no el dinero.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Quién es el Señor de tu vida?

“Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y se han causado terribles sufrimientos.” 1 Timoteo 6:10 Dios Habla Hoy (DHH)

Sabemos que Dios desea nuestra prosperidad, pero es importante que esta no se transforme en nuestra principal prioridad. Si así fuera pudiéramos terminar haciendo del dinero un dios y por lo tanto caer en idolatría. Dice la Biblia: “No podéis servir a Dios y a las riquezas…” Mateo 6:24. El dinero en sí no es ni bueno ni malo, pero lo que realmente afecta nuestra vida es el amor al dinero. La Biblia dice que de allí nacen consecuencias que son nefastas, como el orgullo, la envidia, la avaricia, las ambiciones desmedidas etc. Por lo tanto, guarda tu corazón y recuerda siempre que si buscas primero el reino de Dios, todo lo demás Él te lo dará por añadidura.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca del dinero

El dinero es algo que todos necesitamos para vivir, aun así no nos guste. Desde tiempos antiguos las personas han luchado con administrar sus finanzas y no dejarse guiar por el dinero. Por tal razón la Biblia dedica varias enseñanzas sobre cómo debemos manejar nuestra economía y el lugar que debe ocupar en nuestras vidas. Estos son algunos versículos bíblicos que hablan sobre el dinero:

Éxodo 22:25 (NVI)

“Si uno de ustedes presta dinero a algún necesitado de mi pueblo, no deberá tratarlo como los prestamistas ni le cobrará intereses.”

Proverbios 3:9-10 (TLA)

“Demuéstrale a Dios que para ti él es lo más importante. Dale de lo que tienes y de todo lo que ganes; así nunca te faltará ni comida ni bebida.”

Proverbios 10:4 (NTV)

“Los perezosos pronto se empobrecen; los que se esfuerzan en su trabajo se hacen ricos.”

Proverbios 13:11 (TLA)

“Lo que fácilmente se gana, fácilmente se acaba; ahorra poco a poco, y un día serás rico.”

Proverbios 17:16 (PDT)

“¿De qué le sirve al bruto tener dinero? ¿Es que acaso puede comprar sabiduría faltándole cerebro?”

Eclesiastés 5:10 (NBD)

“Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente. ¡También esto es absurdo!”

Eclesiastés 7:12 (TLA)

“La sabiduría protege, y el dinero también, pero la sabiduría nos permite llegar a viejos.”

Mateo 6:24 (DHH)

“Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas.”

Hebreos 13:5-6 (RVC)

“Vivan sin ambicionar el dinero. Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré». Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre.»”

1 Timoteo 6:9-10 (TLA)

“Pero los que sólo piensan en ser ricos caen en las trampas de Satanás. Son tentados a hacer cosas tontas y perjudiciales, que terminan por destruirlos totalmente. Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.”

1 Timoteo 6:17-19 (TLA)

“Adviérteles a los ricos de este mundo que no sean orgullosos ni confíen en sus riquezas, porque es muy fácil perder todo lo que se tiene. Al contrario, diles que confíen en Dios, pues él es bueno, y nos da todo lo que necesitamos para que lo disfrutemos. Mándales que hagan el bien, que se hagan ricos en buenas acciones. Recuérdales que deben dar y compartir lo que tienen. Así tendrán un tesoro que, en el futuro, seguramente les permitirá disfrutar de la vida eterna.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

“Dime como manejas tu dinero y te diré quién eres”

Administrar correctamente las finanzas es una tarea un tanto complicada para muchos pues a diario debemos tomar decisiones en esta área de nuestra vida y seguramente nos hacemos la misma pegunta una y otra vez: ¿Debo comprar? ¿Lo necesito enserio?

Podemos encontrar muchos libros acerca de cómo administrar nuestros ingresos pero la Biblia es el mejor manual para manejar correctamente el dinero.

Proverbios 21:20 dice: “Riquezas y perfumes hay en la casa del sabio; en la casa del necio hay despilfarro” (NTV) la Biblia llama sabio a quién maneja correctamente sus ingresos y necio a quién no lo hace.

Estos son algunos principios bíblicos que te ayudarán en la administración correcta de tu dinero:

1.- Reconoce que Dios es dueño de todo.- Si bien el hombre puede obtener grandes riquezas debe reconocer que todo cuanto posee es gracias a Dios, Hageo 2:8 dice: “La plata es mía y el oro es mío, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales.” (NTV)

Cuando tengas que tomar decisiones en el área financiera de tu vida, siempre ten presente a Dios, respeta su ley expresada en su palabra y todo cuanto hagas será prosperado.

2.- Sé siempre agradecido.-  Proverbios 30:8-9 expresa una gran verdad: “…No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario; No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios.” que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte,” (NTV)  Sin importar si hay mucho o poco siempre debemos mostrar gratitud, este principio debe regir en todas las áreas de tu vida, el ser agradecido es una virtud.

Es verdad que cuando pasamos por una estrechez financiera es difícil ser agradecido, pero también se corre el riesgo de olvidar a Dios cuando se está disfrutando de la abundancia, por ello sin importar la circunstancia es que uno debe mostrar agradecimiento porque es Dios quien nos sustenta.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

11 hábitos financieros que debes practicar

La mayor parte de personas que tienen problemas financieros es por falta de conocimiento en este tema. Sus malos hábitos hacen que sus ingresos no duren y lo despilfarren más rápido de lo que piensan. Para contrarrestar esta situación, hay cosas que podemos hacer a diario y cuidar nuestra economía. Son cosas básicas y sencillas, pero que ayudan a administrar el dinero con sabiduría.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Dependes solo del dinero?

“Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.” 1 Timoteo 6:10 (TLA).

Algunos creen que todos sus problemas se solucionarían con dinero, por lo cual, se afanan en conseguirlo. Ponen toda su confianza en lo que tienen, perdiendo de vista que esto, sólo es algo temporal y que no todo puede comprarse con dinero.

Hay quienes ponen toda su confianza en el dinero, en su posición y en las riquezas que han logrado. Sin embargo, nada de esto es seguro ni permanente y muy fácilmente pudiera esfumarse. Por eso, es mejor y más seguro poner nuestra confianza en Dios, porque Él nunca nos fallará y además se encargará de proveer para cada una de nuestras necesidades. No hagas del dinero un dios, pero confía en Dios para que no te falte Su sustento.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Amor que destruye

“Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.” 1 Timoteo 6:10 (NTV).

Dios provee las bendiciones materiales para cubrir nuestras necesidades, pero cuando caemos en el amor al dinero que es la raíz de todos los males, estamos gobernados por un deseo que nos hace pensar y actuar sólo en función del enriquecimiento o del materialismo. De tal manera, nos alegramos cuando nuestras cuentas bancarias crecen, pero reaccionamos con tristeza cuando debemos atravesar tiempo de escasez.  Al parecer, lo material puede influir a tal punto en nuestras decisiones que segados por este amor, nos hace capaces de romper relaciones importantes, abandonar a nuestra familia, descuidar la salud, no tener amigos, etc. Lo cual nos convierte en esclavos de nuestros deseos que poco a poco nos va destruyendo.

Cuando el amor al dinero entra en el  corazón, la fe se aleja. Los afanes por conseguir más ¿te están alejando de tus seres queridos? ¿Te están alejando de Dios?

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Eres feliz con lo que tienes?

“No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: «Nunca te dejaré desamparado.»” Hebreos 13:5. (TLA)

Como todo buen padre, Dios nunca nos dará algo que podría hacernos daño, Él sabe lo que necesitamos y lo que realmente nos hace falta. Por eso nos dice que tengamos mucho cuidado con el deseo de tener más y más cosas materiales, que la vida no se mide por cuánto tenemos. (Lucas 12:15)

El Señor quiere que sepamos que este mundo no es nuestro hogar y lo que realmente le interesa es cambiar nuestras vidas y prepararnos para llegar a nuestro verdadero destino. Su deseo no es que hagamos riquezas en esta tierra, porque Él sabe que donde esté nuestro tesoro, allí estará también nuestro corazón (Mateo 6:21). Y como buen Padre no desea que nuestro enfoque esté en las posesiones materiales,  sino en desarrollar una imagen como la de Cristo Jesús, que seamos siempre humildes y amable, pacientes unos con otros, llenos de amor, haciendo todo lo posible por mantenernos unidos, para que de  ese modo lleguemos a ser sal y luz en este mundo.

En la Biblia, Jesús nos dice que no nos preocupemos por la comida o por el vestido, que el Padre conoce nuestras necesidades y que en vez de afanarnos confiemos Él. Lo único que Dios pide de nosotros para suplir nuestras necesidades, es que tengamos fe, mantengamos una relación personal y confiemos en su palabra.

No olvides ser feliz con lo que tienes y seguir creciendo en el conocimiento de Cristo Jesús. Recuerda que lo más importante es hacer tesoros en el cielo y saber que Dios no nos dejará ni nos desamparará.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (RVR1960)

¡Confía en el Señor!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿El Rey o el reino?

El dinero y la fama motivan a la gente a cometer grandes locuras. Hoy en día podemos ver cómo la codicia toma lugar en la vida de muchos que, por tener seguridad financiera mienten, roban y hasta son capaces de sacrificar su propia reputación ¿Conoces a alguien con esas características?

Es posible que muchas de las jóvenes participantes  del concurso de belleza más importante de la época antigua hayan sido motivadas por la posición que ellas ocuparían en el reino, por las comodidades que gozarían y por el lugar donde vivirían, el cual se podría comparar con un palacio sacado de un cuento de hadas. La Biblia describe de una forma detallada los jardines que rodeaban el palacio.

“En el tercer año de su reinado, Asuero organizó una gran fiesta para todos los funcionarios y líderes del país. También invitó a los jefes de los ejércitos de Persia y Media, y a las autoridades y gobernadores de las provincias. Durante seis meses el rey les estuvo mostrando las riquezas que poseía y les hizo ver cuán grande y poderoso era su reino. Después ordenó que se preparara otra fiesta para todos los que vivían en Susa, desde el más importante hasta el menos importante. La fiesta se realizó en los jardines del palacio y duró siete días. Entre las columnas de mármol se colgaron cortinas de hilo blanco y azul, sujetadas con cuerdas de color púrpura y argollas de plata. Pusieron muebles de oro y plata, y un piso de mármol blanco y negro, con incrustaciones de piedras preciosas. Se sirvió una gran cantidad de vino, pues el rey era muy generoso. Las copas en las que se sirvió el vino eran de oro, y cada una con un diseño original.  Sin embargo, el rey ordenó a los sirvientes que no obligaran a nadie a beber, sino que cada persona bebiera lo que quisiera.” Ester 1:3-8 (TLA).

Al ser todos invitados al gran Banquete del rey tuvieron la oportunidad de contemplar el palacio. Pero el objetivo de Ester no se relacionaba con la comodidad, con la abundancia y mucho menos con el poder, ella estaba ahí con una gran misión.

¿Cuál es tu motivación cuando buscas a Dios? ¿Lo haces para darle gloria o sólo por interés? ¿Buscas al Rey de reyes porque lo amas o sólo lo haces por sus bendiciones?

¿Qué estás buscando? ¿Al Rey o su reino?

Dios quiere usar tu vida y llenarte de bendiciones, pero tienes que acudir a Él  desinteresadamente y con humildad para poder escucharlo. Si necesitas tomarte un tiempo  para conocerlo, hazlo y verás que su presencia en tu vida saciará todas tus necesidades.

“Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? «Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.” Jeremías 17:9-10  (NVI)

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend