“Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.” 1 Timoteo 6:10 (TLA).

Algunos creen que todos sus problemas se solucionarían con dinero, por lo cual, se afanan en conseguirlo. Ponen toda su confianza en lo que tienen, perdiendo de vista que esto, sólo es algo temporal y que no todo puede comprarse con dinero.

Hay quienes ponen toda su confianza en el dinero, en su posición y en las riquezas que han logrado. Sin embargo, nada de esto es seguro ni permanente y muy fácilmente pudiera esfumarse. Por eso, es mejor y más seguro poner nuestra confianza en Dios, porque Él nunca nos fallará y además se encargará de proveer para cada una de nuestras necesidades. No hagas del dinero un dios, pero confía en Dios para que no te falte Su sustento.

Por Cesia Serna

Te interesa:  Entrevista a Franklin Graham presenta su libro “A través de los ojos de mi padre"

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.